Telequinesia?

Telequinesia?

Telequinesis

Denominada también telequinesis, se trata de la supuesta habilidad de algunos sujetos para interactuar con la materia sin contacto físico alguno. Durante siglos la ciencia ha tratado de encontrar alguna explicación a los numerosos casos documentados en todo el mundo. Es cierto que en muchas ocasiones se trataba de fraudes, manipulaciones, etc., pero en otros, a pesar de que los controles de la sesión fueron  exhaustivos, no se consiguió encontrar ningún efecto o manipulación que explicara de forma satisfactoria el fenómeno. Hoy sabemos que lo que empieza a denominarse ciberquinesia, permite mediante la implantación de microchips en determinadas zonas del cerebro, que algunas personas puedan interacturar a distancia: mover el cursor de un ordenador o activar y desactivar aparatos eléctricos o electrónicos. El implante transforma la energía de la mente en ondas y/o impulsos electromagnéticos que actúan a distancia o a través de alguna conexión con el destino. Ésto certifica que el cerebro si posee cierta capacidad para generar algún tipo de energía, algo que, por otra parte, nunca se ha dudado.

Antes de pasar a detallaros los más documentados y nunca explicados casos de telequinesis, os relataré un suceso nada documentado:

“…Alice se había quedado dormida sobre el verde césped, con su vaporoso vestido ibicenco. El blanco de la tela se movía agitado por el viento levantando algunas briznas de hierba que cambiaban de color al atravesar la línea de sombra del frondoso ciprés canadiense. 

A cientos de kilómetros, en la cama de un hotel de carretera, Marcel, agobiado por el calor de la noche, no conseguía pegar ojo. La ventana de la habitación completamente abierta, las cortinas apartadas… y las gotas de sudor que se deslizaban desde su cuello hasta resbalar por el canal de sus bien formados pectorales. Estaba completamente desnudo y aún así no se sentía cómodo. No es que necesitara dormir, al día siguiente no tenía visitas programadas y podía levantarse tarde, pero después de un día tan caluroso, de haber recorridos tantos kilómetros, sólo y aburrido, que mejor que descansar y escuchar un poco la radio. Podía haber escogido cualquier otro hotel con aire acondicionado, pero en esos parajes no había donde elegir y las distancias eran enormes. No tuvo elección, o eso o viajar otros cientos de kilómetros y probar si tendría más suerte.

Marcel se levantó y se metió en la ducha dejando que el agua fría calmara el calor de la piel. Después se tumbó en la otra cama y agradeció el frescor de las nuevas sábanas. Cerró los ojos y pensó en aquellos últimos días. En Alice, en su vaporoso vestido que dejaba ver su esplendida figura a contraluz, en la alfombra verde el jardín, en los frondosos árboles, en sus labios frescos, sus manos calientes y culo frío. No pudo evitar trasladarse allí en sus pensamientos.

Alice se despertó aturdida. Inmóvil. El pelo agitado por el viento se separaba de su cara y sus manos se hundían sobre su cabeza entre la hierba. Estaba asustada y excitada. Los botones de su vestido empezaron a desabrocharse… primero uno…luego otro…y notó claramente como el vestido se deslizaba sobre sus muslos. Inconscientemente trato de levantarse pero no pudo. Algo la mantenía de espaldas contra el mullido césped. Luego una sensación húmeda sobre sus pezones, como una leve caricia, la misma sensación sobre sus labios entreabiertos… y sus manos autónomas, incontroladas acariciando sus muslos hasta el iceberg de su sexo…después un gemido y de nuevo el viento llenando su cuerpo desnudo de briznas de hierba…

Marcel durmió con Alice en sus brazos, sin ese vestido vaporoso, sin ese calor de la habitación, como si de verdad hubiera hecho el amor sobre la verde alfombra del jardín de su casa. Se masturbó y se derrumbó sobre si mismo dormido de placer. “

 

Casos más creíbles y mejor documentados

nina-kulagina-2

Nina Kulagina. Nació en Julio de 1926 y murió en 1990, en Rusia. Durante años Nina se prestó a todo tipo de controles y experimentos sin que nunca se consiguiera demostrar cualquier tipo de fraude. Sus habilidades o poderes le permitían mover objetos, hacerles levitar e incluso interactuar con la materia en movimiento. Uno de los más famosos experimentos se realizó en un laboratorio de Leningrado el 10/03/1970, bajo la tutela de un grupo de científicos de varias especialidades. Kulagina demostró poder controlar las células del corazón de una rana, aumentando su ritmo cardíaco, ralentizándolo y deteniéndolo totalmente. Se repitió el experimento con un voluntario y Nina detuvo el corazón del hombre hasta casi provocar el infarto. Lo más sorprendente de este caso es que Nina Kulagina ganó en los tribunales una demanda que se había presentado contra ella por fraude. Podéis leer un extenso informe sobre esta increíble mujer aqui:

Informe NINA KULAGINA y también ver pruebas filmadas en Youtube.

Stanisława Tomczyk . Nacida en Polonia fue sometida a diversas pruebas y controles. Era una médium de principios del siglo XX que afirmaba poder hacer levitar tijeras y otros objetos. Bajo hipnosis del Dr. Julian Ochorowicz decía que estaba controlada por una entidad Little rStasia. Después de ser filmada y sometida a diversos controles, parece demostrado que utilizaba algún tipo de hilo que le permitía mover los objetos. Aunque también se sabe que por la presión sobre estos sujetos y la dificultad de reproducir sus habilidades a voluntad y en los momentos exigidos, muchos de ellos recurrieron a algún tipo de fraude.

En este enlace podéis leer opiniones y más informes sobre este real y discutido fenómeno:

TELEQUINESIS, desde tiempos inmemoriales.

No tengo duda alguna sobre el poder de nuestra mente y su capacidad para comunicarse e interactuar a distancia. Eso no significa que debamos dar por cierto cualquier cosa que circula por las redes y medios de comunicación. Hay que ser rigurosos y desenmascarar a los tramposos que tanto daño han hecho y han contribuido a desprestigiar a todos los que con rigor y esfuerzo, durante años, han dedicado parte de su vida a estudiar los fenómenos que la ciencia tradicional no puede explicar. La física y la mecánica cuántica, poco a poco, darán la razón a quienes creemos en su existencia.

M. Sender

 

 

La sombra que confunde

logos_pp_psoe_cs_podemos

Después de dos procesos electorales, la sombra de unas terceras elecciones nos confunde. Los españoles no estamos acostumbrados a estas incertidumbres. Somos, aún, una joven democracia.

Intentaré aclarar algunos conceptos que los medios de comunicación ocultan. Algunos de manera intencionada y otros por temor a causar un revuelo en nuestras mentes.

Primero: Ni nuestra Constitución ni nuestra Ley Electoral, contemplan que los electores elijan al Presidente. Votamos a partidos políticos, con listas cerradas, no para elegir al Presidente del Gobierno.

Segundo: El Presidente es elegido por el Parlamento. Por mayoría absoluta o por mayoría simple.

Tercero: Ningún partido político, durante su mandato, ha reformado ni propuesto una modificación de la Ley Electoral o de la Constitución. Los partidos que lo han propuesto, en minoría, no han sido escuchados.

Cuarto: Todos los acuerdos entre los miembros de la Cámara para prestar su apoyo al candidato, cualquier pacto para su investidura, es totalmente legítimo; independientemente de los votos o escaños obtenidos en las elecciones generales.

En consecuencia, al margen de lo que cada cual piense, no debemos demonizar el resultado.

Después de las elecciones de diciembre, el partido ganador, el PP, renunció a su derecho, como partido con mayor número de votos y escaños, a presentar un candidato a la Presidencia (¿?). El PSOE, segunda fuerza en escaños, con el apoyo de C’s, presentó como candidato a Pedro Sánchez. Ni PP, ni Podemos, se abstuvieron. Votaron en contra y a favor de unas nuevas elecciones. Esa es la realidad. ¿Que hubiera pasado si el PSOE no hubiera presentado su candidato?. Nunca lo sabremos.

La situación no ha cambiado demasiado después de los segundos comicios. La diferencia es que ahora el PP si parece decidido a jugar y presentar al Sr. Rajoy como candidato. ¿Por qué ahora si y antes no?. Los apoyos son los mismos: ninguno. Con una excepción: C’s ha cambiado su postura. Después de repetir hasta la saciedad que nunca apoyaría un gobierno presidido por Rajoy, ahora está dispuesto a abstenerse o ¿apoyar? al Presidente en funciones.

El PP tiene la esperanza (después de encargarse de buscar una opinión favorable a sus intereses de la vieja guardia socialista) que el PSOE se abstenga y permita la investidura. Pero, pensemos ¿existe alguna razón para que Pedro Sánchez apoye esa opción?. No. Ninguna.Como va a hacerlo cuando el PP no lo hizo con él. Seamos claros, el PP tampoco tenía motivos para apoyar PSOE.

Así las cosas, la lógica nos indica que la sombra oculta de unas terceras elecciones está a la espera de que salga el sol para hacerse presente. No es sorprendente. Es previsible.

Sólo queda la esperanza de que el PP ofrezca alguna propuesta de las que el PSOE llevaba en su programa electoral. Solo así, con esta excusa, obligando al PP a ceder, a pagar el precio adecuado, el PSOE podría abstenerse. Lo demás sería un suicidio que llevaría al partido socialista a un desencuentro total con sus votantes. Si el PSOE se equivoca, no sólo habrá perdido Pedro, habremos perdido todos y, Podemos, será el refugio del desencanto.

conejo

Aunque lo parezca…no es un conejo

Suceda lo que suceda, no hay que tener miedo. Cualquier resultado sería legítimo. Y, si hay que votar otra vez…se vota. Te dirán que es un desastre económico para España. No lo creas, es mentira. Es su argumentario (de eso se algo) para venderte el producto. Es política: el arte de decir una cosa y hacer otra…sin que te des cuenta.

Mario Sender.

 

 

El lago que no tenía monstruo.

El lago que no tenía monstruo

1468446263374

M.Sender, ilustración sobre pantalla 5″ S.Galaxy

El más alto de los edificios se alzaba imponente proyectando su sombra, quebrada por las olas de viandantes y vehículos de primera hora de la mañana. Puntuales como las mareas, las avenidas crecían en su cauce de coches y cuerpos y ruidos y rumores y confluían en las plazas rodeando las orillas de islas de cemento y hormigón y cristales que reflejan la superficie poblada de juncos de acero y carne. Así un día tras otro se levanta madrugadora la marea y se retira puntual cada verano, cada invierno … En un ciclo perfecto de ajustado horario. Nada distinto, nada diferente. Todo es metódico, monótono, predecible. El lago urbano, el lago plácido, conocido, recorrido mil veces. Tomás se sentaba cada mañana en la orilla, en el mismo banco, bajo el mismo árbol, en el mismo parque. Su mirada hace años que no tenía brillo. Delante de él, se cruzaban inevitablemente los habituales pobladores: la señora que corría con un niño en cada mano, el ejecutivo colgado de la oreja del móvil, el perro de Antonio que se acercaba a olisquear la orilla, el hombre del chaleco reflectante que mantenía la superficie tan limpia como podía … Tomás había dejado de pensar. También su mente se movía como las mareas del lago de asfalto: automática, mecánica, puntual, inevitable. El mismo remo entre sus manos, que le ayudaba a mantener el equilibrio entre las olas de la mañana. Cuando el sol se levantó y empezó a filtrarse entre las ramas, Tomás se movió unos pocos centímetros, como siempre, hacia una esquina del banco, como un pez que busca la sombra de la orilla. Miró hacia el infinito cielo protegiendo sus ojos cansados con la mano y luego los cerró. Fue un momento. Un instante. Una ilusión. Sobre sus párpados formó la imagen de un cristalino lago. Bullicioso, lleno de niños saltando, de remeros esforzados, de juncos vigorosos poblando sus orillas, nadadores con gafas de snorkel, jóvenes tumbados al sol sobre las piedras de la ribera… Incluso le pareció ver la elegante silueta de un monstruo de lago. Pensó que sería su mayor ilusión, contemplar aquel mítico animal surcando las aguas negras con sus brillantes escamas bajo el sol. Pero, al abrir los ojos, todo seguía igual. Sus manos se aferraron al remo y su mirada se perdió en el fondo de su alma.
Luego notó como las tablas del banco se hundían ligeramente. Se giró. Antonio, el dueño del perro olisqueador, estaba sentado a su lado. Tenía su remo apoyado entre las piernas y en sus manos un libro. Le preguntó:

-¿Que haces?

– Es un libro, leo -le dijo,  enseñando su portada-, una novela: El lago que no tenía monstruo -respondió-

-¿Tu has visto alguna vez un monstruo de lago? -preguntó Tomás-

-¡Claro que si!

-¿Dónde?

-Habitan en los libros, entre sus hojas, y tienen brillantes escamas de palabras…

A la mañana siguiente, con la marea, a la misma hora, en el mismo banco, bajo el mismo árbol, Tomás se sentó, apoyó su remo entre las piernas, abrió el libro por la primera página y comenzó a buscar al monstruo en el lago. Luego, como otras veces, protegió sus ojos y miró al sol. Éste se apagó por un instante, en un guiño, y una sonrisa brilló en los ojos de Tomás.

Dedicado a los que no leen,a los que leen, y, especialmente, a los miembros del Club de Lectura de la Almunia y otros colectivos que enseñan donde buscar y encontrar “monstruos de lago ” para que tus ojos brillen.

Mario Sender

 

 

El escritor sin libros

El escritor sin libros

“…mientras este país no vea la luz y no libere sus fantasmas de hipocresía, no lea más y sea más culto de verdad, en el sentido helenístico o humanístico de la palabra, nada cambiará.” (Michi Panero)

España es, sin duda, un país diferente. En su forma de sentirse, en su hipocresía, en la difícil relación con su propia historia. De sentimientos cambiantes, de carácter influenciable, de contradicciones, de un ideario indefinido y de cobardía para aprovechar los momentos de ilusión y comprar el billete de tren que te lleva a cualquier parte. Nos falta ese carácter irreverente para no hacer siempre lo que espera la gente. Un país condescendiente, donde las revoluciones no tienen lugar.

Aún así, a lo largo de nuestra historia, algunos personajes quisieron ser diferentes y fueron engullidos por ese estatus intransigente. Aunque al final de la vida solo te quede la desesperanza, la melancolía, la resignación y ese punto de rebeldía intrínseca que nunca lograste que aflorara; que se se manifestara de verdad.

michiylucia

Así vivió el escritor sin libros José Moisés Santiago Panero Blanc, conocido por el sobrenombre que le pusieron sus hermanos: Michi Panero. Nacido en Madrid en 1951 era el menor de los tres hijos del poeta Leopoldo Panero y la escritora Felicidad Blanc (cuya trayectoria fue prácticamente anulada por su esposo, considerado como el poeta del franquismo). Una familia que representa todas las contradicciones de la sociedad española de la época. De buena posición económica, intelectual, con reconocimiento social y adaptada al r´gimen. Michi les salió rebelde. Militante de izquierdas, noctámbulo, mujeriego, digamos que poco convencional. Aunque o pudo escapar de las garras de la prensa rosa tras su matrimonio con Paula Molina (hija de Antonio Molina) y amante de Lucía Bosé.

Escribió durante años como columnista para La Clave y el diario El País y como empresario fue copropietario de El Universal ( local de referencia de la movida madrileña) junto a su última pareja Amparo Suárez-Bárcena (“una mujer violentísima, la Celosa Extremeña” según sus propias palabras). El bar acabó por convertirle en un bebedor empedernido, si no lo era aún.

Michi fue la envidia de la noche, el deseo de muchos jóvenes, el bohemio empedernido, culto y de buena familia, víctima de su propia vida. El ingenioso, la compañía deseada de muchas mujeres:

Todos los muchachos queríamos ser como Michi Panero,
Con el clavel rojo, dulce mujer desnuda,
Dulce amaneramiento…
la romería hasta Malasaña

así lo describe en este fragmento el poeta Ignacio García.

michi-panero-highwayUn joven malcriado que empezó varias carreras y no terminó ninguna, excepto la carrera de su vida de excesos, de querer y no poder alcanzar ese oscuro objeto de deseo que todos tenemos. Pagó con la ignorancia su prepotencia, fue bandonado por sus amigos cuando ya no les servía para sus intereses de alcohol,mujeres, gracietas y noches de juergas. Desahuciado de su vivienda, arruinado, olvidado y enfermo, acabó sus días víctima del cáncer, en el único lugar donde fue realmente feliz: la casa familiar de Astorga.

Si caes enfermo y eres un vicioso la gente no te perdona”, Michi Panero

 

Apóstol del exceso (Michi Panero), así se definía el mismo…

Las lágrimas construyen barrios de silencio.
Lo mejor que puedes hacerme es creerte el personaje.

Astorga era un verano donde la casa temblaba de aburrimiento.
También de rasgadas caricias. Con umbrales transparentes. Sin límites.

Soñamos la tarde. Y nos refugiamos en los cromos de la irreverencia.
El cromo es de Verlaine y vamos a drogarnos con algunas de sus imágenes.

El exceso me prueba en forma de carcajadas. El humor es nuestra arma de absolución masiva.
Pero este poema esta limpio de distancia. En este poema todo puede irse por el sumidero.

¿Quieres un dibujo? Pelo salvaje de introvertido, barbilla desafiante y una maldad de juguete.
Las cazadoras dicen soy un chico mono. Y no seré yo quien la contraria les ofrezca.

Estoy lúcido. Seré un acabado. Pero, no me equivoques, que beba jarrones de absenta no domestica mi bombeo sentimental.

Hace violencia en mi recuerdo. Aunque calabazas a ese no. No de justificaciones.
La dejará hablar. Y le obsequiaré un rato de descanso.
Le alfombraré las manos con algunas buenas palabras. Palabras timbre como dignidad.

Soy el apóstol del exceso. Voy a caer. Pero caeré de pie.
Con un verbo irreverencia en una mano y un hígado desorientado en la otra.

La irreverencia tiene un precio. No me ha pagado importarlo.

Espero
momento
hayáis
bebido
uno bueno.

El hombre que casi conoció a Michi Panero (canción de Nacho Vegas)

Es hora de recapitular las hostias que me ha dado
el mundo. Hoy vendrán a oír mi último adiós. Bien.
Uno a uno van llegando y yo los recibo en batín.

Y unos me llaman chaval
y otros me dicen caballero.
Alguno no se ha querido pronunciar.
Yo una vez tuve un amor,
pero si he de ser sincero
dije “no” en el altar
y cuando digo no es no.

Fracasé una vez, fracasé diez mil
y aun así alzo mi copa hacia el cielo
en un brindis por el hombre de hoy
y por lo bien que habita el mundo.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Y no me habléis de eternidad. No me habléis de cielos
ni de infiernos. ¿No veis que yo le rezo a un dios que
me prometió que cuando esto acabe no habrá nada más?
Fue bastante ya…

Nunca fui en nada el mejor,
tampoco he sido un gran amante.
Más de una lo querrá atestiguar.
Pero si algo hay capital,
algo de veras importante,
es que me voy a morir
y cuando digo voy es que voy.

Lo he pasado bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y es bastante más de lo que jamás
soñaríais en mil vidas.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Dejadme preguntar: ¿Es esto el final? Y si es así,
decid: ¿Me vais a extrañar? ¡Ah, veo que asentís
pero yo sé que no!

Qué lástima, no dejaré
nadie a quien transmitir mi sabia;
consideré insensato procrear.
Y diréis de mí que soy
un viejo verde y cascarrabias,
y diréis muy bien,
y cuando digo bien es bien.

¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis de mí?
¿Es mi alma o es mi dinero?
Si de uno carezco y la otra es
una anomalía en esta vida.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

¡Y unos me llaman chaval, y otros me dicen caballero!
¡Alguno declinó mi oferta para hablar! ¡Yo una vez tuve
un gran amor, pero si os he de ser sincero dije “no” en
el mismo altar, y cuando digo no quiero decir que no!

He bebido bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y ahora brindo en paz por la humanidad
y por lo bien que habita el mundo.
¡Escuchad, os lo diré cantando!
(Viejo): Shalalaralalá…

Has…ta… nun…ca.

De locos y genios o genios locos se hace la historia y malo es renunciar a lo que existe y forma parte. También se puede escribir con los ojos y según dicen…Michi no necesitaba escribir negro sobre blanco. Fue fiel al destino familiar, como los demás lo somos aún sin saberlo…o si?. Decía Bukowski que prefería morir pobre escribiendo que pasar su vida sirviendo cafés…

Sobre la familia Panero se realizaron dos películas -ambas al parecer con guión o colaboración del propio Michi:  El Desencanto, Jaime Chavarri 1976 y Después de tantos años, Ricardo Franco 1994.

Mario Sender

 

(Dedicado a mi amigo Miguel Angel, creador y coautor de http://www.emblogarte.com)

 

Una noche en El Fuerte

Y llegó el día y mi espíritu se quedó en El Fuerte.

20160701_220838

XIII RECITAL DE POESÍA ERÓTICA VILLA DE LA ALMUNIA.

Que fácil es olvidar y que sencillo es recordar. Se recuerdan más las noches que los días… No me preguntéis por qué. Quizá la noche nuble algunos sentidos: menos luz, menos sonidos… Más atención, intuición, interiorismo…

El Fuerte es un nombre dado a partir de la guerra de independencia al Convento de San Lorenzo, en la Almunia de Doña Godina. Lo habitaron franciscanos de renombre, algunos de la localidad. Dicen que albergaba un Centro de Filosofía, que es la ciencia del alma, y una gran biblioteca. Después fue guarnición y fortín, de ahí su “nombre”.

Sin duda, es un placer visitarlo de día, admirar su nave, lo que queda del claustro, sus saeteras que hablan del pasado militar y su conjunto arquitectónico en general. De noche, algunas noches, los muros son transparentes, los espíritus viven en cada grieta, las palabras enraízan entre las piedras y las cigüeñas las esparcen con su aletear.

De noche, si estás atento, se oyen los cantos de los monjes, repetidos, monótonos, voz “grave monasterio”, y si afinas aún más tus sentidos, los piropos de la guarnición a las mañas casaderas. Mira las estrechas saeteras… ¿Imaginas cuantos versos, cuantas palabras de deseo han atravesado sus muros a través de éllas?… Huele a incienso, a pólvora… Pero sobre todo a deseo. A coyuntas entre sus arcos… Mientras unos cantan, otros curan y muchos batallan. A todos ha sobrevivido.

Hay una noche en El Fuerte donde se reúnen todos: espíritus célibes, soldados heridos, romances imposibles, amantes libertinos, damas de vida libidinosa, sueños y delirios. Espíritus redivivos.

Durante años, mi espíritu estuvo ahí, cabalgando el dragón del deseo…y un día, aquella noche, encerrado en mi mismo, decidí que había llegado el momento de asistir con cuerpo y alma, al festín de los vivos.

Sobre el escenario, miras sin mirar, cegado por la luz, tus pupilas se dilatan, tu corazón se acelera, tu voz se proyecta hacia al patio y te escuchas… Quizá no tengas la voz más bella, ni las palabras más hermosas, pero queda. El espíritu trepa los muros, se enreda, se entrega, acaricia el papel que te representa, manoseado, leído mil veces, y ya no piensas. Te invaden los espíritus presentes, puedes leer sus mentes, oir sus corazones…los labios que musitan, las manos que se agitan, las piernas que se cruzan, los pechos que se hinchan, la sangre que acalora y recorre cada cuerpo, hasta el lugar más escondido.

Dice una amiga, que lo mío no es la poesía. Lo mío no es nada, no soy poeta , ni escritor, ni cronista… Quizá un humilde narrador de historias…o quizá nada de nada.  Pero estoy seguro de una cosa: desde esa noche, soy un espíritu de El Fuerte. Impregnado de magia, de deseo, de placer compartido, de dulces, de cerezas, de buen vino y de amigos.

Atravesar los arcos de los amantes, y ser tocado por mil manos, en cada fruta, cada vaso, cada mirada… Los ojos satisfechos, las gargantas libres de palabras… El calor de la noche…. Sólo faltan sábanas y alguien que te ama.

Una noche en El Fuerte, es disfrutar, compartir, gozar, soñar, admirar y amar… No importa quién seas, ni de donde vengas, ni donde vas. El Fuerte es un lugar… Intemporal.

“En homenaje a todos aquellos, que en la Almunia, y muchos lugares de España, velan por las tradiciones, el patrimonio, la cultura, el arte y el espíritu de las gentes. ” Mario Sender.

La Almunia, se desnuda…

La Almunia, se desnuda…

XIII Recital de Poesía Erótica Villa de la Almunia 

20160701_222418-1

Arcos de los amantes, El Fuerte

 

La calima de la tarde ardiente dejó paso a una suave brisa que acarició cada piedra de El Fuerte. El sol, amante diligente, se acostó entre los senos del horizonte y pintó las nubes, con labios de colores. Se vistió la noche, con su traje de luna y estrellas y cruzó, deseada, miradas cómplices con las palabras más bellas. Silbó el cierzo entre los arcos,  viento de sílabas, música invisible que llena el alma. Dos cigüeñas, vestidas de smoking, decenas de expectantes oídos, labios mojados, cientos de latidos….
La Almunia se desnuda en verano. Un striptease de palabras, de deseo, de ocultas pasiones e insinuados cortejos. Vestida de luna y estrellas, cada año, espera esta noche… enamorada del tiempo de versos. Con sus ayudas de cámara, los miembros del Club, sus atrevidos lectores, pretendientes anónimos… Es anhelada protagonista, la reina del baile… que cada año busca amantes entre los muros de El Fuerte.

Mi agradecimiento por la invitación y por hacerme partícipe, a todos los miembros del Club de Lectura, a la Corporación Municipal, por apostar, como un voyeur, por el placer de mirar a través del ojo de la cultura; a todos los asistentes, participantes, organizadores, visitantes… y a esas cigüeñas con smoking que guardan los secretos de El Fuerte…

Ya lo dije… Si le desnudas con arte… La Almunia siempre te espera.

Mario Sender