Déjame quererte

 

Déjame quererte

Mx2210 era uno de los últimos modelos desarrollado para la búsqueda de vestigios de vida humana. Estaba dotado de una capacidad asombrosa para detectar hasta el más minimo sentimiento y acabar con su existencia, estuviera donde estuviera. Los hombres, exterminados hace miles de años, no habían sobrevivido al experimento. Un fracaso que no estaban dispuestos a asumir sus creadores. Toda huella debía ser borrada de la faz de la tierra, incluido el planeta que había sido su hogar durante millones de años. Quedaba tan solo  un Cron (un milResultado de imagen de agujeros negros devorando estrellaslón de años), para presentar su informe de la destrucción total. Ese era el tiempo de que disponía Mx2210 para borrar de la memoria sideral la historia completa de un pequeño planeta azul perdido en un brazo exterior de la galaxia VL☼(.

Mx2210 se encontraba al final de su recorrido. Avanzaba en un sector situado en la cuadrícula -3000_○, aproximadamente 3000 km desde el centro del núcleo. En la pista 11ô, encontró algo que detuvo su magnífico trabajo: era una primitiva conversación telefónica entre un hombre y una mujer. Estaba datada alrededor del siglo XXI, tiempo terrestre, durante el período cuarto de traslación en relación a su estrella. No sabía como era posible, pero el potente mensaje era imposible de borrarlo. Nunca imaginó que tal pensamiento pudiera existir.

Mx2210 abandonó su tarea y comenzó a transmitir en un bucle infinito hacia la negrura inimaginable, más allá del horizonte de sucesos, aquel símbolo de vida:

“…tienes una preciosa voz…-tu también…¡eres real!…-nunca pensé encontrar a alguien como tu…-voy a embrujarte…-me encanta buscarte…-si no hubiera querido no me hubieras encontrado…-¿te atreverás a conocerme?te esperaré siempre…sin necesidad de asesinato...-¿quieres agua..no tenemos vaso…?..que bobo eres, después de lo que nos hemos chupado… -te empecé a querer aquella tarde de abril…-yo desde el primer día , ¿recuerdas?….cuando te dije te quiero!…solo te pido que me dejes quererte…-mi amor nunca podré pagarte todo lo que me das…– déjamé quererte, con eso es suficiente…”

Mx2210 no pudo destruir ese principio de vida, él que se tragaba hasta la luz, el amo y señor de la galaxia, capaz de destruir y crear estrellas, el origen de todo, tuvo que rendirse al amor verdadero.

Imagen relacionada

A partir de aquel mensaje se creó un nuevo mundo que creció y creció, beso a beso, caricia a caricia, pasión por pasión, palabra a palabra, con paciencia, como dos estrellas que se orbitan, atraídas, a la distancia justa, alimentándose la una de la otra …

Este es el principio de un mundo, aún no tiene nombre, pero puedes ponerle el tuyo…

Quizá sea lo único que no puede ser fagocitado por los reyes del universo, los dioses, los poderosos, los reyes de la vida, los modificadores, los creadores y destructores , los aún incomprendidos agujeros negros; la desconocida fuerza que devuelve todo a la nada…excepto los sentimientos…

Mario Sender