PSOE, juego de tronos…

La batalla de los “bastardos”.

282444-944-664Dos, eran dos, quiénes se enfrentaban a campo abierto, reclamando fieles para la batalla. Uno, el heredero de una herencia con el estandarte rancio, antiguo “señor” derrocado por las intrigas del “reino” después de ser aclamado por sus huestes como “comandante” de sus ideas. La otra, “señora del sur”, impuesta por los barones del reino, heredera del ejército imperial, con el objetivo de impedir que todo “no siguiera igual”. Uno, Pedro el superviviente, el portador del mandato de “comandante”, el elegido por los ciudadanos, derrocado en la “cena roja”, a puerta cerrada, otra, Susana, la reina del Sur, la esperanza de los siete reinos, con todo el apoyo “militar”, los “cuervos mensajeros” y el banco de hierro.

13517921_563966143775364_766237426_o

Frente a frente, a campo abierto, comenzó la batalla final: ayer, en el campo de las urnas. Sobre una colina, los “generales”, a salvo, con la sonrisa del seguro vencedor. Abajo, en las calles de cada pueblo, entre los humildes soldados, el “comandante” levantó el puño y se puso una corona de espinas y rosas. Sobre la loma, una sonrisa cruel esperaba observando la montaña de cadáveres políticos.
Sucedió lo inesperado, una columna de fieles,a caballo de sus ideas, destrozó el cerco. La”reina del sur”, perdió el norte.
Aún no es el señor de los “siete reinos”, no es el dueño del trono de hierro, ni habrá venganza personal… de eso se ocuparán los “perros” de su enemigo, esos que llevan tiempo sin alimentarse… esos que ya no reconocen a su amo. Los que no muerden la mano que les da de comer.
Susana debió “tragarse” ese capítulo:
La batalla de los bastardos.
M.Sender

El dios del trueno es vikingo.

 

14004421186482_997x0Thor, dios del trueno de los vikingos, homenajea a la afición atlética.
A las 22:40, la lluvia caía implacable sobre el Calderón, sin conseguir desteñir las camisetas rojiblancas. La lluvia descendía del cielo y los cánticos rojiblancos tronaban sin pausa, como si fuera el primer minuto y hubieran conseguido lo más difícil: pasar a la final. Simeone agitaba los tambores como si no hubiera fin, de pie, en la banda, orgulloso de un equipo al que ha inculcado su filosofía: morir luchando hasta que en el campo no quede una brizna de césped.
Lo he repetido muchas veces, no hay afición igual en el mundo.
¿que haría Simeone con una plantilla como la del Madrid?
Hoy por hoy, a dos partidos, el Madrid es muy superior. Su calidad, su profundidad de banquillo, la magia de sus jugadores, le sitúa un escalón por encima. Eso ha decidido la eliminatoria.

Hoy le ha tocado a Benzemá. Una pesadilla junto con Isco, Modric y Marcelo. Los corazones madridistas, arrítmicos, en parada, necesitaban unas buenas “palas disfibriladoras”, los pies del francés. Como un funambulista, con el balón rodando sobre el alambre, como un fantasma atravesando defensas, emulando la hipnosis de Butragueño, ejecutó, con su frialdad habitual, las ilusiones de la mejor afición del mundo. Grandísimo partido del francés, al que siempre defendí y defenderé.

1494449884_660903_1494450087_noticia_normal
El Atlético venció en su estadio, por última vez, al mejor equipo de la historia del fútbol mundial: el Real Madrid. Lástima que no era la final. Los blancos intentarán, en Cardiff, ganar la 12 y la segunda vez consecutiva. Está a punto de hacer historia.
Enfrente, la “vecchia signora”, espera al galán que la conquiste. Nadie más guapo que El Real Madrid.

Mientras, las gargantas truenan y las nubes lloran, con la afición atlética cantando baja la lluvia…

El Dios del trueno es vikingo, pero los tambores y los cánticos, el color y la pasión, el alma, habita en el corazón de los indios, en su dios Manitú, El Gran Espíritu de las praderas.

Estoy orgulloso de mi enemigo. Es justo respetar y honrar a quien luchó en buena lid.

¡Ala Madrid!,

M.Sender

 

En la acera de aquella tarde.

CARLOS FOR EVER 20170427_074158

Era un día cualquiera, una tarde noche de verano… Quizá una tarde de fútbol…a la salida de una monótona jornada de trabajo. Un bar abarrotado, otro un poco más abajo…Y cinco amigos charlando.
Un par de litros de un chino, de pie sobre las ancha acera… Una conversación distendida y quizá pocas cervezas… Un par de cigarrillos… Otros de los que dan risa…y el tiempo que pasa deprisa… Pedro, Aroa, Jesús… Caras felices…y, cuesta abajo y cuesta arriba, rodando por la Albufera, luces. Coches que te llevan rápido, a veces demasiado deprisa. Verde, rojo, amarillo… en ocasiones colores que dan y quitan vidas… Igual que esas rayas de cebra que a veces las ruedas hacen trizas…
A mi edad la memoria se hace selectiva. Aquella tarde con Carlos, con Aroa, con Pedro y Jesús siempre permanecerá viva.
Soy como esas máquinas de tren, aquellas de carbón, de tra-ca….tra-ca… tra…tra… Lentas, que les cuesta arrancar… Subir la pendiente… Coger velocidad de crucero… Hasta que el silbido y el humo de la chimenea se ven desde el presente hasta el horizonte… Mi querido amigo Carlos, era muy parecido. De tímida apariencia, callado y de fácil risa… Pero con un poco de paciencia… Escribía una letra, una poesía o un millón de sonrisas.
Aquella tarde inolvidable fue como una pelea entre dos que nunca somos protagonistas: un chiste de Carlos…y luego yo… Otro de Carlos…y un interminable “dolor perimetral” de mi alter ego Sr.Sender, como me llama mi gran amigo Alejandro,…y así pasaron las horas… Con Pedro partiendo de risa… Aroa cohibida ante la “extrema verdura” de algunos de mis chistes… y Jesús con la cerveza esperando… en la barra del bar. Mano a mano, Carlos y yo. Arropados por la noche, los amigos y la risa. Dos tímidos chistosos con dos cervezas menos o más… Que más da!!!
Este será mi último recuerdo: esa tarde, su preciosa hija, su excelente padre, gran amigo.
No fueron las luces verdes, rojas, amarillas… Ni los”pisa cebras”… Ni las máquinas que ruedan… No. Un traicionero enemigo, un francotirador escondido, esquivó el chaleco blindado, y le dió en el único lugar que duele: en la vida.
CARLOS FOR EVER. Nos veremos cuando sea, en la acera de aquella tarde.

M.Sender y C. García.

 

Volando inclinado…

1493664810_712919_1493757864_noticia_normal

El Real Madrid es otro en la Champions. Cristiano no solo es un extraordinario rematador, también es un entrenador en ciernes. Tiene críticos, muchos, pero su afán de victoria, su profesionalidad, su lectura de los partidos y su clase, le permiten marcar la diferencia, aún con 32 años. A todos aquellos que le critican les recomiendo que echen un vistazo a sus estadísticas. ¿Que jugador garantiza esa cantidad de goles, una y otra y otra temporada?. Quizá le falte la fuerza de su juventud, pero lo compensa con su colocación, sentido del salto, técnica de disparo y hambre, sobre todo hambre de victoria. Es insaciable. Si se pone atención a sus movimientos en el campo, las indicaciones a sus compañeros, su determinación; os daréis cuenta de su importancia en el equipo. Ganarle al Atlético de Madrid por 3-0 no es fácil. Hoy el equipo ha sido eso: equipo. Magnífico Varan, el mejor defensa central que tiene el Madrid (gran acierto de Zidane) si las lesiones le respetan. Genial Kross, sobrio, preciso, incansable. Igual que Modric, un seguro de vida en el centro del campo. De Casemiro se ha dicho casi todo. Es un tanque en las coberturas, el guardaespaldas. Benzema, siempre criticado, incomprendido, juega entre líneas como nadie… Aunque no siempre tiene la suerte de meterla.  Gran planteamiento de Zidane haciendo volar al Madrid inclinado sobre la derecha del Atlético, una brecha demasiado grande para un chaval joven contra dos puñales vikingos: Marcelo y Cristiano. Sobre Isco, ya he dicho muchas veces lo que pienso: excelente jugador de 45′, desequilibrante.

El Real Madrid actual, no tiene un equipo A y B, tiene un fantástico A y A’. Me recuerda al Milan de la quinta del buitre. Aquel equipo que dominó un quinquenio con su inigualable banquillo. Saliera quien saliera, era terrible. Que le pregunten a Michel o Butragueño.

Hoy el Real Madrid ha sido demasiado para el Atlético. Un gran rival.

Cardiff está más cerca.

M. Sender