En la mente del asesino.

IMG_20180310_215339_233

Era muy temprano, demasiado. Él nunca se despertaba a esa hora. Se sentó sobre el borde de la cama y metió sus pies en las zapatillas de siempre. Tenía una extraña sensación. Estaba agitado. Las imágenes se sucedían en su cabeza, imparables. Se miró las manos buscando una evidencia. Cerró los ojos y los abrió de nuevo. Allí, en su cabeza, seguía el camino de su pesadilla. Después se levantó y se acercó a la ventana. Llovía. Le extrañó. “Ayer hacia un tiempo espléndido” …
Mientras desayunaba, los fragmentos de su sueño le inquietaban. Su cara era imborrable. La veía sentada a su lado, en el coche, hablando agradecida por haberla recogido camino de casa. Lo que sucedió después le atormentaba. “Maldito sueño…”.
Le costaba tragar el café caliente. Imaginaba el agua inundando sus pulmones. El pánico pintado en sus ojos. Su incredulidad. Sus manos apenas podían sostener la taza de café sin derramarlo. “Maldito sueño…”
Nunca pensó que fuera tan difícil. Tuvo que emplear toda su fuerza. Se excitó con su mirada desesperada. “Dios! que pesadilla…”
Max bajó a su garage. Abrió la puerta y se dispuso a continuar con su rutina. Aún le temblaban las manos. Se miró en el espejo retrovisor y movió la cabeza, como negándose a sí mismo. Entonces algo le perturbó aún más: el olor. Los sueños no huelen.
Evelyn lo había pasado muy bien en la fiesta. Le hubiera gustado quedarse hasta más tarde, pero no quería volver a discutir con su madre. Eran cerca de las 24:00h. y el camino a casa le llevaría casi media hora. Las cervezas y el hachís le mareaban. El coche se detuvo delante de ella. “¿Vas a casa?”. Le hizo un gesto positivo con la cabeza. Le conocía del pueblo y le agradecía que la llevara. Así llegaría antes. Por el camino charlaron. Evelyn, en confianza, le contó que hubiera preferido quedarse, había un chico que le gustaba. “¿Te has acostado con él?”. La pregunta le incomodó. “Dicen que las chicas de hoy en día… .” “En mi época era muy diferente… Eres muy guapa, cualquiera te desearía…”.
El coche se detuvo junto a la fábrica. “¿Que pasa?”. “Nada, he recordado que dejé la luz encendida. ¿Me acompañas?, será un momento”.
Evelyn obedeció. Estaba sola y no conocía bien ese camino. De buena gana se hubiera ido andando a casa. El corazón le dio un vuelco al sentir la cerradura girar tras ella. “¿No quieres enseñarme lo que haces con esos chicos?. Venga… Estoy seguro que no eres como tu madre cree. Eres una mujercita preciosa…”. Ese lenguaje le asustó. Su instinto le avisaba del peligro. No tuvo tiempo. Intentó resistirse a sus besos, se convulsionó para evitar sus caricias. La mano grande y fuerte del hombre le aprisionaba la garganta y el aire que le faltaba se convertía en un puñal que le quitaba la vida. Semiinconsciente, lo último que sintió es la caída al vacío; esa sensación en el estómago. Luego intentó llenar sus pulmones de aire, pero el espacio lo ocupó el agua fría y oscura. Tres minutos después, el placer de la inexistencia le llevó a otro mundo.
El hombre, tremendamente excitado, jadeaba al borde del pozo. Después, como si nada hubiera pasado, cubrió el brocal con la losa y volvió a su coche.
Max inspiró profundamente. El olor persistía. En el suelo, al lado del asiento, el iPhone. Lo apagó, condujo apresuradamente hasta el puente y lo lanzó por la ventanilla sin detenerse.
Estaba amaneciendo. Se sentó en su despacho, cerró la puerta, apoyó la cabeza sobre la mesa e intentó distinguir su sueño de la realidad. Una puerta se abrió en su cerebro para archivar aquella pesadilla…junto a las otras. Max observó sus manos extendidas. Ya no temblaban.
“NOTICIAS DE SUCESOS: Evelyn, la adolescente desaparecida hace unos días, ha sido encontrada sin vida en un pozo, de una fábrica cercana a su domicilio”.
M. Sender (inspirado en una historia real).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s