Lovers in Paris

Cuantos años soñando. Le había hablado cientos de veces de aquella ciudad para pasear y recorrer las riberas del Sena cogidos de la mano, con la brisa en el rostro. Soñó con esa torre iluminada, entre sus brazos, mirando desde Los Campos de Marte, mientras sentía sus labios cálidos acariciando su cuello. No sabe cuándo, pero está segura que algún día llegará. Y cierra la ojos e imagina las calles impresionistas de Montmartre a los pies del Sacre Coeur. Incluso siente los pasos de su amante observándola. Sonríe recordando lo que siempre le decía: “andas de una manera especial”.

Ya casi puede verle, allí, bajo el ala del “pájaro de hierro”, la ciudad se dibuja esperando. Se impacienta por encender su móvil, cuando el caucho chirría sobre la pista. Nerviosa conecta su teléfono y mira los mensajes:

-“Hemos tardado mucho, pero sigo esperando. París siempre espera mi amor…a los amantes”

Esta vez también se le escapó una lágrima, igual que aquel día en la cama. Una lágrima de felicidad.

-“Ahora, el “cabify” te espera. Hotel Lamarck.”

Celia conectó sus cascos y, con las manos entre sus piernas, puso su tema preferido:

Cerró los ojos y repasó sus recuerdos entre los brazos de su amante. El que siempre la quiere llevar a París.

M. Sender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s