Felicidad en un cajón de la inconsciencia.

FELICIDAD en un cajón de la inconsciencia.
Diecisiete. Faltan trece. Lo pienso y me parece un número bonito. Siempre me dice que el 13 trae suerte. La verdad es que el tiempo no me preocupa aunque no pare de avanzar hacia adelante. Si un día los seres humanos conseguimos dominar el tiempo, tendremos un grave problema: nos quedaríamos inmóviles en un momento de felicidad. Quizá en un beso, una caricia, un orgasmo eterno, un paseo agarrados de una sola mano…
Es lo que me pasa con Celia. Consigue lo imposible, parar el tiempo. Regresar a ese instante congelado. Y, como son tantos esos momentos, tan inolvidables, juntos forman otro universo. Fotogramas aislados, discontinuos, dónde la ropa es distinta, los ojos, el pelo de diferentes colores, el perfume , el sabor de la piel… pero todo unido…uf.
Sí, en la vida hay momentos duros, trágicos, desesperantes, nos enfermamos y curamos, reímos y lloramos, sufrimos, disfrutamos y a veces, muchas, no entendemos el motivo. Ahí está el misterio. Nuestra incapacidad para comprenderlo. Sólo, contigo mismo, como el montador que convierte horas de filmación en una obra maestra, debes ser capaz de extraer los momentos importantes; los que te hacen tan feliz que desearías que no acabaran nunca. Así que, dentro de trece días, otra vez, guardaré los fotogramas intrascendentes en un cajón y me quedaré con un instante.

M. Sender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s