EL COJO DE CALANDA.

EL “MILAGRO” MEJOR DOCUMENTADO: EL COJO DE CALANDA.

Miguel Juan Pellicer Blasco nació en marzo de 1.617 en la población aragonesa de Calanda, también lugar de origen del gran cineasta Luis Buñuel. Era el segundo de ocho hermanos de una familia de labradores. El suceso que os voy a narrar sucedió cuando Miguel “el Cojo” tenía tan solo 19 años. Durante el trabajo que desarrollaba con un hermano de su madre en Castellón de la Plana, fue atropellado por un carro que transportaba trigo, las ruedas pasaron por encima de la tibia derecha provocándole tremendas heridas. El día 03 de Agosto de 1637 según consta en el Registro fue ingresado en el  Hospital Real y General de Valencia, donde sólo permanece cinco días. Dos meses después de un tortuoso viaje acude al Hospital de Zaragoza donde es atendido por el cirujano Juan de Estanga, Catedrático de la Universidad. Examinado comprueba que la gangrena a empezado a afectar los tejidos y decide amputarle la pierna por debajo de la rodilla, no sin antes consultar con los cirujanos Miguel Beltrán y Diego Millaruelo. Realizada la operación la pierna es enterrada en el cementerio del mismo Hospital.

miguel pillecer

En la primavera de 1638 se le dió el alta, se le colocó una prótesis de madera y se le proporcionó una muleta. Mutilado, su existencia transcurre mendigando por la Basílica del Pilar. Durante meses reza y se encomienda a la Pilarica, con devoción extrema. Todos los días se unta el muñón de su pierna con el aceite de las lámparas del interior del templo. Después de dos años practicando la mendicidad por las calles de la ciudad, en 1.640 regresa a su pueblo natal, Calanda. Allí, en casa de sus padres, sucedería algo que cambiaría su vida para siempre.

Una noche, yaciendo sobre el suelo en un improvisado camastro, en la habitación de sus padres -su habitación estaba ocupada por un huesped- estos entraron  para cerciorarse de que estaba bien acomodado. Un agradable olor llamó su atención. Al arropar sus piernas con la manta o cubierta, su madre, sorprendida, ñno daba crédito a lo que veía. Miguel tenía sus dos piernas intactas. Intentó despertarle de lo que parecía un profundo sueño. Cuando lo consiguió, tan sorprendido como sus padres, les contó que estaba soñando que se encontraba en el interior de la Basílica untándose su pierna de aceite como tantas veces había hecho.

En la pierna “reconstruida” se podían apreciar las marcas cicatrizadas de las ruedas del carro, una mordedura de perro y un grano mal curado. La pierna renacida era más corta que la otra y ésto le provocó siempre una ligera cojera durante unos meses, hasta que finalmente pudo andar perfectamente.

Este sorprendente “milagro” es uno de los más documentados, con testimonios de muchas personas involucradas, médicos y cirujanos, sin que haya podido determinarse nada que explique el fenómeno. Quizás en la actualidad sería sencillo: una reimplantación de un miembro amputado, hasta cierto punto, sencillo en el siglo XXI. Pero… ¿era la misma pierna enterrada en el cementerio del Hospital de Zaragoza ?. Lógicamente no podría ser la misma, ya que entre la amputación y el implante habían transcurrido años. Entonces ¿a quien pertenecía la pierna donada?, ¿quién realizó tan extraordinaria intervención?

Quizás si. Pudo ser un milagro. Algo inexplicable o algo que no entendemos.

El día 2 de abril, cinco días después D. Miguel Andreu  notario de Mazaleón, levanta acta notarial de “tan impresionante hecho”. El original de esta Acta con todo el protocolo del año 1640, se conserva en el Archivo del Ayuntamiento de Zaragoza, el 25 de abril Miguel Juan y sus padres llegan a Zaragoza para dar gracias a la Virgen del Pilar.  El Cabildo de Zaragoza remitió al Conde-Duque de Olivares la información del hecho para que, a su vez, la pusiera en conocimiento del Rey Felipe IV. Declaran en dicho proceso: Facultativos y sanitarios (5 personas), entre ellos el cirujano que le amputó la pierna, familiares y vecinos (5 personas), autoridades locales (4 personas), autoridades eclesiásticas (4 personas), personajes diversos (6 personas, destacando a dos mesoneros de Samper de Calanda y de Zaragoza).

protocolo
acta notarial calanda

Acta Notarial

Te regalo…

SAVE_20181024_231801TE REGALO…
Cincuenta años. Cuando salió le había dicho que quizá no volviera. Cincuenta años era mucho tiempo, aunque para él no existiría el tiempo.
“Ya te echo de menos”, le dijo en la primera órbita, peleando contra la ingravidez, al igual que hacía contra sus piernas inquietas, en esas camas secretas. Un día le había dicho que si pudiera le traería la luna para encerrarla en sus ojos. Ahora estaría muy cerca. Cada minuto, la rotación de su cápsula le permitía ver el disco plateado a través de la ventana. Parpadeó y la imagen quedó grabada en su ojo biónico. No le fue complicado realizar la composición. Luego la proyectó sobre la interface de comunicación y la envió directamente a casa, con prioridad en las noticias del día. La microcápsula abandonó la nave impulsada por la explosión controlada del propulsor de iones. Reducido al tamaño de un átomo, tenía por delante cincuenta años terrestres hasta el último universo conocido: Galileo; bautizado así en honor del gran astrónomo. Galileo estaba a la distancia de Planck y nadie podía imaginar que efectos tendría la gravedad cuántica sobre las partículas.
Celia se miró al espejo, acercó sus ojos a la pantalla de inserción y de forma instantánea las lentes dieron luz a sus ojos. No tardaba más de una décima de segundo en recuperar la visión. Se acercó un poco más…tenía una sensación extraña. Enfocó la mirada y se le aceleró el corazón. Allí, justo en el centro de su pupila color lluvia, estaba la luna.
Él tenía el secreto, el universo estaba en sus ojos.
M. Sender y la chica de los ojos verde lluvia.

Los ojos cerrados

El mundo de los ojos cerrados.

My picture e285a763-df0c-4019-ad1f-5d6da3c098dfEs como mirar a las estrellas. Tu mente llena de puntos con distinto brillo, agrupados o distantes, rodeados de negrura, que te invitan a formar figuras.
Cierras los ojos y el mundo no existe. Si no oyeras, inmóvil, sin tacto, en el vacío, sin la luz de esos puntitos celestes, no habría nada. Sería lo más parecido a la muerte. Quizá eso sea la muerte: la privación de todos los sentidos que nos unen a este mundo. En realidad, un mundo creado por nuestra existencia. Por eso jamás podremos comprender que hubo antes de eso que nosotros llamamos “Big Bang”. Antes, ni la luz, ni la materia, ni el espacio ni el tiempo existieron. Era un mundo de los ojos cerrados, un “mundo” sin sentidos. Un “ser” solo, único, inimaginable, sin apariencia, sin cuerpo ni mente, sin conciencia, sin nada de lo que nosotros conocemos. Durante miles de años, los seres que habitamos este insignificante “punto brillante” lo hemos llamado Dios, de una u otra manera. Ahora los sabios de nuestro tiempo lo llaman “bigbang”, un nombre como cualquier otro.
Todos los años, la materia desaparece en sus múltiples formas. Y así, regresa a ese mundo de los “ojos cerrados”, milenio tras milenio.
Nacemos al abrir los ojos y nos vamos cuando volvemos a cerrarlos. Entre estos dos momentos existe la vida. Casi siempre incuestionable para la mayoría, que ni tan siquiera se pregunta lo más básico: ¿Que es la vida?. Es sencillo: lo que vemos, oímos, tocamos, sentimos, pensamos e imaginamos. Nada más, para casi todos. Aún así, algunos seres, los llamados a si mismos “humanos”, son conscientes de ello. Y entre esos “algunos”, muy pocos se cuestionan el motivo de su existencia. 7.500 millones de seres luchando por sobrevivir en un mundo ficticio, creado al abrir los ojos. Un mundo fantástico, diferente para cada uno, por motivos de raza, sexo, país, estatus social, riqueza o pobreza.
Abre los ojos y vive. Con los “ojos” cerrados, la vida será otra cosa, imposible de describir.
Mario Sender

Expediente UNMO II

 

FECEn el capítulo anterior, vimos como se produjo el contacto. Su origen y el supuesto motivo del porqué de su viaje a nuestro planeta. No paso mucho tiempo y los supuestos unmitas, empezaron a facilitarnos datos de su planeta, su emplazamiento en la bóveda celeste, características geográficas, físicas, atmosféricas, etc. En fin, todo tipo de datos científicos con el fin de demostrar la veracidad de su existencia y sus intenciones. Realmente, tratándose de un supuesto fraude, el trabajo de recopilación de datos, su bien estructurado relato y la cantidad de información técnica, no al alcance de cualquiera, es sorprendente.

En 1967, el uno de junio, para reforzar la tesis de la realidad de su existencia, una nave, con el símbolo unmita en su panza, fue fotografiada en San José de Valderas, Madrid.380px-San_José_de_Valderas_5

A continuación, transcribo una de las cartas recibidas, con información detallada de quienes son, de dónde proceden y las características de su planeta:

“00/121.
Deseamos informar al planeta Tierra: origen y procedencia nuestra y fines que nos han
movido a visitarles. Procedemos de UMMO, planeta que gira alrededor del astro
IUMMA, registrado en vuestra Tierra con la denominación de WOLF 424.
00/123
Recibimos instrucciones día 12 Enero 1965 (Era Cristiana Tierra) respecto a
orientación y límites de este informe. Redacción aprobada. Procuramos adaptarnos
salvo barreras infranqueables de trascripción. Empleamos idioma español.
0/2
Las dificultades de traducción y expresión de conceptos en idiomas terrestres son
inmensas. No ocultamos que tras comprobar la sorprendente semejanza entre
estructuras biológicas de nuestros dos planetas, quedamos consternados al
percatarnos que nuestros respectivos medios de comunicación social difieren en
elevado grado.
0/21
Imposible nos es en un primer documento establecer de una forma sintética la
inmensa gama de equivalencias entre cifras, símbolos verbales, símbolos técnicos y
demás. En muchos casos, expresiones nativas nuestras, no tienen ni remotamente
equivalencia en ninguno de los idiomas terrestres conocidos por nosotros hasta la
fecha (inglés, español, griego clásico, griego moderno, alemán, italiano, francés y
árabe).
0/215
Empleamos para expresarnos, medio acústico: aire (adolescencia) y medio telepático:
“psi” (adultos medios), en este último caso, las imágenes mentales transmitidas y
recibidas conforman las imágenes mnémicas acústicas aprendidas durante la infancia.
Intentamos por todos los medios para Vds., fijar en grafismo español la imagen
acústica de nuestras expresiones, aunque en la mayoría de los casos, nuestros
fonemas puedan reflejarse con varias expresiones gráficas.
11/1
Nosotros procedemos, como anteriormente dijimos, del planeta o astro solidificado
UMMO, cuyas características reseñamos a continuación:
Orbita: elíptica con foco estrella WOLF 424 (IUMMA) que nos sirve de Sol.

Distancia del foco WOLF 424 al foco del sistema solar el 4 Enero de 1955: 3,68502
años luz.
Radio de UMMO, medido en la cota universal de VAAUAWE:
R1 = 7251,63 Km.
Radio en la cota NUAEI21 (polo de UMMO): R2 = 7266,61 Km.
Masa de UMMO: 5,4 x 1021 toneladas masa.
Aceleración de la gravedad en UMMO: 11,88 m / seg2.
Capa atmosférica ionizada a 8536, 92 Km.
Composición atmosférica medida en el laboratorio universal de técnicas atmosféricas
cota 878 de “WALIOA”.
Nitrógeno = 65,93%
Oxigeno = 23,00%
Xenón = 0,20%
Neón = 0,1316%
Anhídrido C. = 1,8%
Cloro = 0,001%
Metano = 0,102%
Otros gases.
111/1
Nuestra estructura geológica externa es en todo diferente a la de la Tierra. Los
océanos ocupan el 62 % aproximadamente. El resto se centra en un solo continente
lleno de grandes lagos, el mayor de los cuales tiene 276.320 Km2
(AUWOA SAAOOA).
Nuestras cordilleras (Muy erosionadas) apenas presentan formas accidentadas. El río
más importante de UMMOAA es el OAOAWA-OEW-OEWEA de anchura 3, 5 – Km. a
la altura de UWOSS. Desemboca en el lago IAWIAIA-SAAOOA, Los OAK-OEI son una
especie de volcanes que presentan la forma de grandes grietas que proyectan una
columna incandescente de METANOPENTANO-OXÍGENO de alturas entre 250 m. y
6,7 Km. Como el OASION-OEI cerca del lago IA-SAAOOA, su luz azulada ilumina las
noches de UMMOAA en aquellas regiones. Los grandes laboratorios NOOLAWE
proyectan cada UIW (tiempo unidad de UMMO equivalente a 3,1 minutos terrestres)
grandes globos con compuestos químicos que al entrar en contacto con la gigantesca
catarata de fuego azul, estallan como fuegos artificiales, ofreciendo un espectáculo
fantasmagórico. En el interior de estos globos van contenidos equipos de precisión
para controles científicos.

A continuación trazamos un croquis de nuestra configuración geográfica. En nuestros
mapas no se reseñan los nombres geográficos sobre el croquis, sino señalándolos por
medio de flechas y disponiendo la tipografía al margen.
0/112
Los habitantes de UMMO poseemos un cuerpo cuya morfología fisiológica es
sorprendentemente análoga a la del “homo sapiens” terrestre. Ello es lógico si se
considera que las leyes biogenéticas parece que rigen para todo el Universo. Cuando
el OIWI (año) 75.231 de nuestro tiempo (definimos el año como la dieciochoava parte
del tiempo de traslación de UMMO alrededor de IUMMA -WOLF 424-), llegaron naves
espaciales del planeta TOOKAAIA, sus tripulantes, aunque murieron, presentaban
también la misma organización celular.
Solo pequeñas diferencias aparecen entre nosotros. No poseemos amígdalas y
nuestro órgano de fonación se atrofia de forma que el glotis humano terrestre
desaparece hacia los 14 años. Durante la infancia pues, podemos hablar
normalmente, expresando nuestros pensamientos por vía fónica (medio transmisor
acústico: aire). El lenguaje que empleamos es sin embargo radicalmente distinto al
vuestro. Podríamos llamarlo BI-LENGUAJE. Por ejemplo; cuando emitimos unos
fonemas tales como OA DO DO IA KAAWAEA UMMO UMMO UMMO, expresamos
dos corrientes de ideas simultáneamente.
OA = Hemos realizado este viaje
DO = y procedemos de
IA KAAWAEA = para estudiar vuestra cultura
UMMO = planeta nuestro.
Pero al mismo tiempo observarán que repetimos cada fonema, dos, tres, cinco, etc.,
veces. Esto constituye a su vez un nuevo código o lenguaje que se superpone a la otra
expresión verbal. La interpretación de este lenguaje es de tipo estadístico matemático
(función del número de repeticiones del fonema) con lo que expresamos otro pen-
samiento al mismo tiempo. En el caso citado, decimos aproximadamente:
Realizamos este viaje procedentes de UMMO para estudiar vuestra cultura, y
No pensamos hacerles ningún daño, tranquilícense.

Otro ejemplo:
DO UMMO DO DO UMMO UMMO DO DO DO
Procedemos de UMMO, y
Hemos llegado con nuestra nave sur de Francia.
Si hubiésemos emitido así nuestra voz:
DO UMMO UMMO DO DO UMMO
Procedemos de UMMO
Necesitamos urgente alimentación.
En nuestras “escuelas” pues, los niños aprenden simultáneamente dos disciplinas
científicas cuando un mismo profesor les explica al hablar, dos conferencias de distinta
naturaleza.
Hacia los 14-16 años de su vida, las cuerdas vocales del niño sufren un proceso de
esclerosis que les deja fisiológicamente “mudos”, pero es que para entonces va
desarrollándose la facultad de transmitir nuestro pensamiento por medio de la función
que Vds. llaman “PSI” es decir, telepáticamente. Esto lo hacemos concentrando en el
campo de nuestra conciencia la imagen mental de nuestro interlocutor (aunque esté a
varios KOOAE -un KOOAE = 8,71 Km.-) y enviándole impulsos telepáticos, cada uno
de los cuales dura 0,00014 segundos aproximadamente. A estos impulsos les
llamamos en PSICOBIOLOGIA “BUAE BIEEE”.
Un código también BI-LINGUAL permite mantener dobles conversaciones con
cualquiera de nuestros semejantes.
Existen entre nosotros terribles enfermedades desconocidas para Vds. por ejemplo, la
llamada OANEEA-IAWA-OAI en que el sujeto sufre un trastorno de sus facultades
NOI-OAI (llamadas por la ciencia parapsicológica terrestre, función PSI), y emite en
forma desordenada y a gran frecuencia millones de impulsos BUAE BIEEE a cientos
de miles de seres de UMMO, algo así como si una emisora de Vds. se trastornase y
emitiese a todas las frecuencias, captando millones de receptores sus locas
interferencias.
La única solución estriba en localizar al enfermo y provocarle la muerte por GOOAIE
SAWA (una especie de haz de microondas de gran energía que destruye los centros
nerviosos ISIAGEE IA del encéfalo).
Los primeros años de nuestra humanidad, el desarrollo de la cultura fue frenado por la
acción alienante de estos pobres enfermos que alucinaban a nuestros antepasados
con sus horribles “gritos telepáticos “.
(CONTINUAREMOS MENSAJE)

Fuente: http://www.ummo-ciencias.org

Poco a poco, en España y también en Francia, los ufologos, intentan descubrir la veracidad o el gigantesco fraude, de este peculiar y único expediente.

P.D. Aunque muestro el texto traducido, muchas de las cartas fueron escritas en diferentes idiomas y enviadas desde todos los continentes.

Continuará….

Expediente UNMO

Muchos conocéis mi afición por la astronomía, los misterios del universo, la ciencia, física cuántica y todo aquello que tenga relación con el Cosmos. Pero quizá no sabéis que durante mucho tiempo fui un gran aficionado a la ufología o la OVNI, como queráis llamarlo. En mi juventud devoré todo tipo de literatura sobre el tema y casi nada hay que no sepa al respecto. Con el tiempo aprendí a separar el grano de la paja, pues, entre miles de casos, pocos están libres de explicación, fraude, cuento o fantasía. Aunque estoy convencido de que el misterio continúa sin ser explicado convincentemente. Entre los casos más sorprendentes, por su duración, su complejidad, la exactitud de su contenido, los detalles, etc., se encuentra el expediente UNMO.

El relato comienza así:

FEC

Expediente UNMO.
I. El contacto
Todo comenzó alrededor de 1934. Un barco noruego experimentaba un sistema de comunicación mediante el rebote de ondas en la ionosfera. Las señales atravesaron nuestra atmósfera y, al parecer, fueron detectadas en un exoplaneta denominado Unmo, en órbita alrededor de la enana roja Wolf 424, en la constelación de Virgo. Así lo cuentan los OEMII, sus habitantes. La señal del barco noruego fue recibida quince años después de su emisión. Intrigados por el origen de la comunicación, su desconocimiento de nuestra raza y el lenguaje empleado, deciden, el 28/03/1950, enviar una nave de exploración a la Tierra, aterrizando cerca de La Javier, Francia, cerca de los Alpes.
De características físicas similares a nuestra raza, pasan desapercibidos y durante unos años estudian nuestra sociedad, costumbres, lengua y tecnología. Tomando contacto con algunos científicos e ingenieros, principalmente de EE. y la Unión Soviética.
Esta es la carta recibida por distintas personas que explica el origen e intenciones de los unmitas:

UMMOAELEWE
Idiomas: Español
Francés
Ruso
Inglés
Nº de Copias 21
Hombres de la Tierra:
Sabemos que sólo una escasa minoría intuye vagamente la posibilidad de que seres
semejantes a ustedes y procedentes de otros astros de esta Galaxia, estemos
secretamente entre ustedes.
Sabemos que tan sólo una fracción insignificante de estas personas dispersas por este
planeta, conocen nuestra identidad como seres humanos procedentes de UMMO, y
que con toda lógica el porcentaje más elevado de este sector mantiene cautelosa
reserva, dudando de la realidad de nuestro origen.
No nos ha traído hasta ustedes más que el interés de analizar la civilización de
ustedes y las características geológicas de lo que nosotros denominamos OOYAGAA
(PLANETA TIERRA) estructuras biológicas terrestres y psicología de la sociedad.
En el año Terrestre 1950 (Marzo) arribamos a este OOYAA (ASTRO FRÍO). Unos dos
años antes (AÑOS TERRESTRES) captamos una débil señal en frecuencia 413,44
megaciclos que no logramos decodificar. Había sido emitida hacia el año 1934.
(Posteriormente hemos identificado la señal radioeléctrica como emitida desde un
navío noruego a la altura de Terranova en unas experiencias desarrolladas por
científicos de esta nacionalidad tendentes al empleo de elevadas frecuencias en
comunicaciones a larga distancia por reflexión ionosférica. La señal fue emitida entre
los días 5 y 7 de Febrero de 1934).
Esta fecha es pues histórica en las relaciones TIERRA-UMMO. Tenemos fotocopias
de los radiogramas emitidos (obtenidos por nuestros hermanos en Alemania que se
desplazaron hasta Bergen con este fin) y por supuesto la grabación de las señales en
Morse que resultaron entonces ininteligibles para nosotros pues nuestros técnicos cre-
yeron que se trataría de un código de numeración binaria (PUNTO = CERO, RAYA =
UNO o viceversa). Les asombrará a ustedes saber que la duración de la fracción de
radiograma captado fue de 2,2 UIW (unos 6,8 minutos) que bastaron para identificar
sobre coordenadas galácticas, la posición del sistema solar, a nuestros técnicos, que
bautizaron entonces al astro del cual procedía aquella señal con el nombre de GAA
(CUADRADO) puesto que la gráfica obtenida con la señal recordaba la ecuación
analítica que expresa el área de esta figura geométrica.
Sólo al llegar hasta ustedes pudimos comprobar que la denominación OOYAGAA
(ASTRO FRÍO de “CUADRADO”) era falsamente evocadora puesto que la naturaleza
del mensaje no era precisamente matemática.
Queda así contestada la pregunta de M. Theodore T. Polk de PITTSBURGH (U. S. A.)
referente al origen de nuestra llegada a este planeta.
Algunos de ustedes, en nuestras conversaciones telefónicas, insisten en solicitar de
nosotros la presentación oficial ante los gobiernos del planeta. M. Pierre Palyssy
ORAN (Argelia) nos sugiere incluso que enviemos nuestros “DISCOS VOLADORES”
para exterminar al gobierno comunista chino.
Comprenderá M. Palissy que mostrándonos respetuosos de todos modos con su
interesante iniciativa, no podemos realizar sus deseos por diversas razones que le
exponemos:
En primer lugar, nuestros OAWOOLEA UEUAA o discos volantes como usted los
llama, no pueden llegar a nuestro capricho hasta aquí.
Por otra parte aunque reconocemos que ese Estado terrestre está manteniendo una
línea política un tanto agresiva, no estamos tan seguros de que realmente constituya
una amenaza inminente para ustedes. El pueblo chino atraviesa en estos momentos
una crisis muy interesante que si ustedes no estuviesen polarizados políticamente por
ciertos prejuicios, valorarían en su justo nivel. Ni la Unión Soviética ni Estados Unidos
consentirán que el desarrollo de esa nación se oriente hacia el objetivo bélico.
En parecidos términos contestamos a Josef Väry de BRNO – (CHECOESLOVAQUIA)
que nos pregunta si podríamos emplear nuestras armas para derribar a los regímenes
totalitarios de Portugal, España y Sudáfrica.
No es nuestra intención pues, actuar como policía internacional terrestre. Repetimos
que nuestra pasiva misión de estudio y análisis nos lo veda.
Son varias las razones que nos impulsan a permanecer ocultos y desde luego entre
ellas no se cuenta el temor a una posible reacción agresiva de los hombres de la
Tierra. Repetimos hasta la saciedad que no tenemos interés en ser creídos. Alguno de
ustedes nos repite que debemos presentar pruebas.
Ignoramos todavía lo que ustedes quieren expresar ingenuamente. Son varias las
ideas técnicas que hemos puesto al alcance de ustedes Y pese a todo los técnicos
que las recibieron las atribuyeron a científicos excéntricos. Aquellas personas que
postulan TOCAR tales pruebas con las manos, no se dan cuenta que su postura es
tan intelectual como la de un campesino que dudase de la realidad del LASER porque
no ha tenido jamás uno de estos equipos en sus manos.
Pero les reiteramos una vez más que respetamos su incredulidad. Trabajamos mucho
mejor en el anonimato y no vamos a ser tan ingenuos para presentarnos a ustedes
vanidosamente con la única finalidad de que ustedes se solacen.
Parece que olvidan ustedes que LOS TESTIMONIOS TIENEN EXACTAMENTE EL
VALOR QUE LES OTORGAN LOS RAZONAMIENTOS EN QUE SE APOYAN. Si las
ideas que hasta la fecha les hemos brindado no las entienden o desprecian, HARÁN
BIEN EN NO CREERNOS.”
Origen del texto:
http://www.ummo-ciencias.org

——————–++

Por su complejidad, continuaré el relato en el próximo post. Os aseguro que es mejor que cualquier novela de ciencia-ficción.

Mario Sender

 

El oído del tiempo.

El oído del tiempo.

El Universo es infinito. Ni tan siquiera podemos imaginar su tamaño. Su expansión acelerada es un misterio. Podríamos pensar que las galaxias y todos los astros se separan, que “corren” hacia algún lugar, pero no. Lo que se expande es el “espacio” entre ellos. Como un gigantesco globo dónde hayamos dibujado puntos y que inflamos sin parar. Quizá algún día suceda lo mismo que al globo: que nuestros pulmones se cansen de soplar y se desinfle, devolviendo cada punto a su lugar de origen. La otra opción es que la tensión de la goma no soporte más y estalle. Las consecuencias son inimaginables.
Nuestros más modernos ingenios son capaces de explotar, cada vez más, el espacio profundo, acercando a nuestros ojos la luz de estrellas y galaxias que quizá desaparecieron hace miles o millones de años. No es la realidad lo que vemos, es la luz viajando a través del espacio a su velocidad constante de 300.000 km por segundo. Igual sucede con las comunicaciones. Cualquier civilización inteligente existente en el universo, tendría infinitas dificultades para contactar con otra, debido a las inimaginables distancias que nos separan. Es como si una hormiga de un de un pueblo de Albacete quisiera comunicarse con otra residente el desierto de Australia, con sus medios, sería prácticamente imposible, a no ser que tuviera un teléfono móvil. Algo que ni tan siquiera son capaces de imaginar. Así estamos los seres humanos frente a lo que llamamos Universo.
Poco a poco, la raza humana construye ese “teléfono móvil” intergaláctico que nos permita escuchar a otros, que supuestamente, intenten lo mismo. Ese ingenio se llama FAST y ha sido construido y desarrollado en China. Es el mayor del mundo, con 500 m de diámetro y está formado por 4450 paneles triangulares. Comparado con el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico, con 305 m de diámetro, prácticamente dobla todas sus expectativas. En sus primeras pruebas, FAST ha conseguido captar las señales de un púlsar -estrella de neutrones-, situada a 1351 años luz de la tierra. Es decir, una emisión radiante que ha tardado en llegar a nuestro planeta más de mil trescientos cincuenta años, viajando a la velocidad de la luz. Suponiendo que se tratase de una civilización inteligente, nuestra respuesta al mensaje sería la misma: recibirían la contestación dentro de más de 1350 millones de años. Ahí está el problema. Estamos como la hormiga de Albacete.

Esto en cuanto a las comunicaciones, ¿imagináis las dificultades de un viaje interestelar con estas distancias?. Actualmente es imposible. Entre otras razones porque, como nuestra hormiga, no sabemos ni tan siquiera dónde está el desierto, ni Australia ni si existen.
Además, nos encontramos con otra dificultad: ¿Que buscamos? ¿Como es esa señal? ¿Cómo podemos identificarla y entenderla?. Nuestra hormiga de Albacete buscaría algo conocido: feromonas de otros congéneres, comunicaciones a través de sus sentidos, montículos que identifiquen otros hormigueros… Si no encuentra nada de eso, si escucha el sonido del iPhone de un joven australiano, seguirá pérdida.
El FAST tiene puede captar longitudes de onda entre 70MHz y 3GHz (10cm a 4,3m) y ocupa una superficie de 196.000 metros cuadrados en la provincia de Guizhou al sureste de China.
Será nuestros oídos en el espacio.

M. Sender

La Cápsula de viaje.

LA CÁPSULA

Cuando me quise dar cuenta, estaba invadido por aquel ser caído del cielo. La piel empezó a calentarse como cuando el sol del estío te inunda. Una sensación de calidez y excitación que recorrió todo mi cuerpo. El cielo se tornó de un azul lechoso y los colores del entorno se saturaron. Fue como un filtro que separara lo superfluo de lo importante. Luego vinieron las caricias, con mis propias manos, mientras mi mente dibujaba tu cuerpo. Cerré los ojos tras las gafas de sol, sintiendo como se clavaban tus pechos hasta el fondo de mi alma. Soporte tus piernas entre las mías dejando que mi lengua explotara tus dulces labios deseando estar dentro de ti. Quería sacar mi ilusión para tocarte, pero no podía. Sólo mi piel sustituía al ser que me invadía. Me pareció cruel, que un ser de otro mundo, me hiciera tan feliz sin estar presente. O, quizá, fueran así, tan cercanos y a la vez tan imposibles. Entonces, una voz, mejor dicho, un pensamiento, se hizo presente. Un pensamiento impropio, impuesto, me decía: “no soy una ilusión, soy tu ilusión y seré lo que tú quieres que sea. Tu piel será la mía, tus ojos mis ojos, tu cuerpo mi cuerpo. Las caricias, los besos, la felicidad… compartidos”.

Seguí muchos años preso de aquel ser imaginario. Seguía mi cuerpo dependiente como un yonki del placer de mis manos; acostumbrado cada día a buscar el disfrute solitario en un cuerpo y una mente irreales. Te acostumbras y por mucho que intentes comparar, idealizar, dibujar curvas con tus dedos, mi piel no es tu piel.
Había conseguido sobrevivir a aquel naufragio estelar. La pequeña cápsula, la única superviviente, brillaba bajo aquel sol fucsia. Miró de nuevo el panel: los dígitos se sucedían sin interrupción descontando el tiempo terrestre. La bella Celia, le miraba fijamente. No sabía cuándo sucedería, pero estaba segura de que un día despertaría.
El sol se tornó amarillo, el azul… azul y las dos lunas rojas cruzaron el horizonte. La cápsula del tiempo se abrió lentamente y Massimo se deshizo del resto del fluido vital.
Celine se acercó y le besó con dulzura mientras acariciaba su espalda.
-¿Cuánto tiempo a pasado?
-Mucho mi amor. La Unión está fechada hace 1056 años. Desperté hace tan sólo unos días. Te estaba esperando.
-He tenido un sueño Celine. Un ser único me invadía. Sentía sus caricias. Le deseaba. Me hacía muy feliz. Disfrutaba de su presencia imaginaria, pero no podía ni tenerle ni tocarlo. Ahora sé que existe y quién era. Estoy seguro que eras tú. No consigo acostumbrarme a la fusión. Me encanta compartir este dichoso trasto contigo. Fusionarnos los dos en uno, pero, te prefiero así, separados, tan solo por un beso.
-¿Eso significa que me quieres?
-Muchísimo Celine!!! En este mundo también. Juntos, cualquier mundo, es nuestro mundo.

****Aún queda mucho para el próximo viaje, pero, cuando me tomo esa pequeña cápsula, te llevo conmigo a todos los mundos imaginables****

M. Sender

El viajero estelar. Contacto.

multiverso-1024x768

Faltaban tan solo unos pocos”tagots” y era una ocasión única en su vida. Tenía la gran suerte de haber nacido en el “jaro” donde su universo burbuja se tocaría con otro de los multiversos existentes. Concretamente en un punto de un conglomerado de millones de estrellas conocido como Vía Láctea. Estaba excitado, expectante. Deseando poder ver por si mismo lo que tantas veces había leído en la biblioteca digital, en el catálogo de mundos paralelos. El extraordinario suceso sólo sucedía cada 3.000 ó 4000 “jaros”.
Había entrenado esta conexión durante media vida y estaba preparado. Así que se colocó en el centro del círculo de interacción, se conectó la interface a su “cerbo” y se relajó. La experiencia no era agradable, sus circuitos neuronales parecían estallar mientras se acercaba el momento. Pero solo fueron un par de “milisekundoj”. Los programadores del encuentro habían elegido un pequeño planeta azul, el tercero de un sistema estelar llamando “tero”. Aprendió un nuevo idioma que tan solo le llevó un segundo, por si acaso. Había leído en la biblioteca que en “tero”, otro como él, intentó que todos los seres se comunicaran así. Su misión era recopilar todo el conocimiento posible sobre aquellos otros mundos y aprovechar los pocos minutos que se mezclarían los dos universos, cuando su existencia se hiciera real al ser avistados desde Tero. Después, la incompatibilidad de la antimateria, les haría invisibles en esa dimensión.
La tarde estaba a punto de rendirse ante el inexorable rotar del planeta y la oscuridad empujaba al Sol tras las montañas, tiñendo de carmín los blancos labios de las nubes. Hacía calor y disfrutaba del frescor amargo de su jarra de cerveza, sin apartar la vista de la mesa de al lado. Los ojos verdes de aquella mujer le tenían hipnotizado. Disfrutaba de aquellos momentos de soledad escuchando sus pensamientos. De vez en cuando sus ojos se cruzaban y no podía evitar una sonrisa. Tenía una duda; acercarse y sentarse en la mesa de la preciosa chica o esperar lo inesperado. De pronto se escucho un murmullo, la gente se puso de pie y señaló hacia el cielo. Se levantó y, con la mano a modo de visera, dirigió su vista hacia el horizonte. Por encima del perfil de las montañas, entre los labios de las nubes, un enorme vórtice de colores centelleaba intermitentemente. ¡Un OVNI! gritaban algunos, mientras otros sacaban instantáneas con sus móviles o discutían acerca del efecto del Sol entre las nubes.
Fueron tan sólo unos segundos. El vórtice desapareció de la misma manera que se apaga la luz. Se sentó de nuevo con una extraña sensación, como si algo se hubiera instalado en su mente. Volvió la vista hacia la mesa de los ojos verdes. Celia le miró de nuevo, se quitó el suave pañuelo de su cuello, se levantó, se acercó a él y le ató a su universo para siempre. El “viaje” había merecido la pena.
Mario Sender

Universos paralelos/Multiverso

 

El Viajero Estelar, bitácora 2017-24:12:00 LA ÚLTIMA NAVIDAD.

My picture fdf091e3-6417-4cf8-a410-6707cf26b8c7

Ilustración Mario Sender ©

El Viajero Estelar, bitácora 2017-24:12:00 LA ÚLTIMA NAVIDAD.
Solsticio de invierno, año terrestre 2017. La sonda recorrió el cielo dejando una estela al penetrar la atmósfera. No era más grande que un balón de basket y sus luces, preparadas para la ocasión, parpadeaban en la oscura noche.
Su objetivo: comprobar la evolución de la especie.
Era el 358 día de la traslación terrestre y la ciudad elegida brillaba en una cúpula de luz, fuera de lo habitual. Las calles parecían ríos de luciérnagas de mil colores y las primitivas máquinas se detenían o avanzaban, al ritmo rojo o verde.
El bullicio recorría las aceras, las miradas atravesaban los cristales de las tiendas, los dedos de los niños señalaban sus ilusiones y las bolsas chocan entre sí, repletas de regalos. Parecería un día cualquiera, pero no. La sonda introdujo las coordenadas temporales en el comparador; era Navidad. Eso lo explicaba todo. Era una felicidad circunstancial.
Sus sensores se dirigieron al otro lado de esa cúpula de luz de colores. A poca distancia, también era Navidad, allí no había luces de colores, tampoco los niños señalaban sus escaparates de ilusiones, no había luces verdes y rojas, el bullicio de la compras había desaparecido y las calles no estaban habitadas por luciérnagas de colores.
Miró a través de la pared de lata, dentro, alrededor de una lumbre, un hombre y una mujer charlaban:
-No sabes como me gustaría hacerte más feliz cariño. Quisiera poder darte ese hijo que tanto anhelas. Trabajo como un animal, ahorro, pero no podré conseguir el dinero suficiente para el tratamiento, antes de que tu fertilidad desaparezca.
-Nunca te he pedido nada mi amor, no me quejo, no quiero la riqueza de los pobres, ni el corazón de los ricos. Y estoy dispuesta a esperar, a confiar en ti, con la esperanza y la seguridad de que, algún día, tendremos ese regalo que nos hará la pareja más feliz del mundo.
Por la calle, iluminada sólo por la luz de los ventanucos, una solitaria rata, flaca y vieja, se tambaleaba entre la pobreza.
El hombre tomó a la mujer entre sus brazos y la besó eternamente. La sonda dirigió un microscópico sueño que entró por la pupila de un “te quiero”.
Aquella noche el Viajero Estelar, decidió sembrar la primera semilla de una nueva especie. Quizá dentro de otros 3000 años, a su regreso, él pequeño planeta azul, podría salvarse.
…La sonda se desprendió de la antena del “Pirulí”, bajo la mágica mirada de los niños, que, incrédulos, señalaban con sus pequeños dedos hacia el cielo.

Mario Sender

El Viajero Estelar es una serie que cuenta como, un”creador” de vida, visita la tierra para comprobar su evolución, con el fin de decidir sobre su futuro.

El Destino.

EL DESTINO

My picture 3c17ba59-58e5-43e2-9066-3cf676e89a2f

Ilustración: M. Sender

Cruzó el cinturón de asteroides en un alarde de habilidad. Ahora su reto era desafiar los anillos de Saturno. No fue difícil para un ser como él. Aprovechando la gravedad de Titán y Encélado, curvó el espacio…y allí estaba, el planeta buscado. Azul y resplandeciente, flotando como una gota de rocío en el envés de una hoja. Se bañó en el campo magnético de las olas de la aurora para dibujar los ojos en la cara de su amada.
El ser, después, creó los átomos de su suave piel, los sonidos de sus gemidos, las curvas de sus caderas, las manos que le acarician, sus piernas de paseo, los besos en sus labios, los orgasmos prohibidos y el deseo entre sus piernas inquietas…
Finalmente, se escondió en el pico de una cigüeña, debajo de su almohada, en las letras de sus libros, en su mirada.
M. Sender